9 recetas caseras para almidonar y reforzar la ropa

El almidón casero y los endurecedores de tela o aprestos son tan fáciles de hacer que casi no merece ni la pena que uses almidón comprados o tratado con fragancia natural que venden en las tiendas. Es más, se hace con tata facilidad y aporta tantos beneficios, que lo que si que no merece la pena es que no almidones la ropa.

Hay muchas soluciones y productos para almidonar la ropa en casa. Soluciones sencillas y económicas que van desde comprar almidón o productos específicos para almidonar la ropa hasta como hacer almidón casero con diferentes ingredientes. Aquí te vamos a presentar algunas de ellas.

Cómo almidonar ropa en casa

No hay duda de que el almidón es bueno para tu ropa. El crujiente de un vestido almidonado es otra cosa. No estoy hablando de los vestidos rígidos del pasado, que pueden sostenerse por sí mismos, sino de la luminosidad crujiente de una camisa de vestir blanca recién seca o un vestido de bebé.

El algodón se ve divino cuando está almidonado. Hace que tus prendas no se arruguen e incluso resisten las manchas hasta cierto punto.

¿Has dormido en sábanas almidonadas crujientes? No hay nada parecido. A algunas personas incluso les gusta almidonar sus vaqueros.

En la costura, cortar un tejido prelavado y almidonado es el paraíso. Los tejidos son los mejores candidatos para esto, porque tienden a doblarse a lo largo de los bordes cuando cortamos, frustrando a muchos pacientes costureros. Tela suave y transparente: todo son beneficios si usas almidón antes del corte de la tela. Después de que la tela se almidona, se vuelve lisa y fácil de manejar.

Asegúrate de almidonar todas las piezas de un patrón. Es decir, si estás utilizando dos telas diferentes para coser un patrón, ambas deben almidonarse. Si una no tiene almidón y la otra sí, las piezas no quedarán bien después de ser cosidas.

No almidones en días lluviosos. La tela almidonada debe secarse al sol para obtener el máximo efecto. También humedece la tela antes de sumergirla en la solución de apresto, ya que así se extiende de manera más uniforme.

No se debe almidonar ropa de nylon y telas sintéticas así como telas muy oscuras. Pero, en estos casos, tú decides lo que quieres hacer. 

Recetas caseras para hacer almidón y apresto para la tela:

1. Almidón en polvo

Compra almidón en polvo. En una cacerola pon aproximadamente 1 taza de almidón y disuélvela en una taza de agua corriente. Agrega 1 y 1/2 litros de agua caliente a esta solución. Pon esta mezcla al fuego y remueve hasta obtener una textura suave.

2. Agua de arroz – Almidón líquido

En mi casa crecí viendo cómo se usaba agua de arroz para almidonar la ropa. Es el agua que queda después de hervir el arroz. No uses este método si no comes arroz en casa, ya que tendrás que tirar el arroz cocido y eso es un desperdicio de comida.

Debes usar preferiblemente el agua de hervir arroz blanco, no el arroz rojo.

Escurre el agua del arroz hervido. Tienes que sacar el agua de arroz tan pronto como se cocine, porque si se deja enfriar, el agua se solidificará y será inútil. Saca el agua y diluye según la consistencia adecuada. Este agua de almidón diluido puede dejarse enfriar. Sumerge el vestido en esta solución. Escurre el agua y cuelga para que se seque. 

Ten cuidado de que la prenda se seque completamente al sol de manera inmediata. Si se deja húmeda, el agua de arroz puede crear un olor desagradable. Pero después de que se seque, el vestido se verá maravillosamente crujiente.

3. Cola blanca – Almidón líquido

Diluye una cucharada de pegamento blanco en 500 ml de agua y mezcla bien. Puedes usarlo como almidón en aerosol o en inmersión como se explica a continuación, después de diluirlo más. Es pan comido.

Todos tenemos cola blanca en casa. Conozco a una amiga que hace esto todas las semanas, almidonando todas las camisas de su esposo en la solución de pegamento blanco, ella dice que es la mejor manera de almidonar. Para un acabado realmente rígido para tu tela, usa partes iguales de pegamento y agua.

4. Receta de Maicena – Almidón líquido

Si te gustan más las cosas naturales, la harina de maíz es una buena solución. Sí, la harina de maíz que agregas a tu salsa para espesarla puede hacer que tu ropa se almidone. No puede haber nada más casero que esto.

  • 2 tazas de agua
  • 1 cucharada de maicena

Bate bien la mezcla hasta que el polvo se mezcle. Pon la mezcla en una botella con atomizador. Agita bien la botella antes de cada uso para asegurarte de que la maicena que se deposita en el fondo se mezcle de nuevo.

Tienes que usar esta mezcla completamente. La maicena después de todo es comida. Haz un lote nuevo la próxima vez que necesites más. Una desventaja de usar almidón de maíz es que debes tener cuidado con las manchas blancas en la ropa oscura. Sin embargo, para la ropa clara, esta es una forma muy rápida y efectiva de almidón.

Te confieso un truco casero mio: Agrega una hojita de albahaca a la botella para darle un olor agradable.

5. Agua de patata / tapioca – Almidón líquido

Esta es una receta que he visto en los libros de cuidados del hogar. Coge 2 patatas medianas. Pela las patatas y luego rállalas con un rallador de verduras. Vierte agua sobre la ralladura y déjalo reposar durante unos 10 minutos. Cuela el agua y deja que repose por algún tiempo. Saca el agua clara de la parte superior. Pon este agua limpia al fuego hasta que hierva, removiendo todo el tiempo. Mezcla más agua si quieres.

Para el almidón de tapioca, puedes rallar la tapioca y colarla para obtener el agua de almidón. Se supone que este es un almidón muy efectivo. Pero la tapioca es difícil de conseguir y supongo que es estacional. Puedes usar harina de tapioca para el mismo propósito. Hierve la tapioca en polvo en un poco de agua hasta que quede transparente. Usa esto para almidonar tu ropa.

6. Pasta de almidón de arroz – Apresto o refuerzo de tela

Esto se llama Nori en japonés. Se usa básicamente como un pegamento, pero que al ser natural es mejor que un pegamento debido a su calidad no destructiva. Cualquier cosa que se endurezca con esta pasta se mantendrá de esa manera sin que las propiedades del pegamento la destruyan después de un tiempo. Entonces, si tienes un traje de época que no vas a lavar durante mucho tiempo, este es el apresto que debes usar.

  • 5 cucharaditas de polvo de arroz glutinoso (harina de arroz blanco molida fina. Del arroz refinado, no uses el arroz con fibra) 
  • Agua destilada

Pon 300 ml de agua a hervir. Primero, vierte 5 cucharaditas de polvo de arroz en 100 ml de agua en un vaso. Mezcla con un tenedor o cuchara. Vierte esta mezcla en el agua hirviendo. Continúa batiendo para asegurarte de que no se formen grumos. Usa un batidor de alambre de los que usas para batir los huevos. Asegúrate doblemente de que no haya grumos. Retira del fuego cuando veas que el líquido tiene un aspecto semitransparente.

Diluye para usar según sea necesario, cuando esté caliente. Asegúrate de diluir con más agua caliente (no mezcles con el agua fría). Deja enfriar antes de usar. Esto también se puede usar como almidón en aerosol si se diluye adecuadamente y si no tiene grumos. Si agregas más polvo de arroz (como 1 cucharada) a esto, lo puede usar para endurecer realmente la tela y que quede como una tabla.

Algunas personas agregan una cucharadita de bórax en polvo para obtener más rigidez. No lo he probado, pero suena lo suficientemente fuerte. El bórax se disuelve en agua caliente.

7. Pasta de Maicena cocida – Apresto para tela

  • 250 ml de agua
  • 1 cucharada de harina de maíz

Bate bien la harina de maíz con la mitad de la cantidad de agua hasta que el polvo se mezcle. Luego hierve con el resto del agua.

8. Harina blanca – almidón

La harina blanca también tiene propiedades aglutinantes, lo que la hace ideal para usar como pegamento para que puedas usarlo como un apresto para la tela. Pero recuerda que esta mezcla está hecha con alimentos y debes lavar la ropa después de un tiempo. No la guardes en un armario y te olvides. Las polillas y las hormigas se pegarán un festín y te dejarán el resto.

bricolaje almidón de lavandería

Si tienes miedo de que estos almidones caseros se echen a perder en tu ropa, puedes agregar un poco de formalina como conservante. Bueno, olvida lo que acabo de decir. Los conservantes no tienen cabida en los productos caseros.

9. Harina blanca – Harina de maíz – Sal

Mezcla 1 taza de agua, 1 cucharada de maicena, 1 cucharada de harina blanca y 10 cucharadas de sal. Pon esto a hervir, removiendo constantemente. Esta mezcla se  convierte en un buen refuerzo para la tela.

¿Cómo usar el almidón que has hecho?

Tamiza la solución de almidón si notas algún grumo. Lava la prenda, luego sumerja la prenda en la solución de almidón que has preparado, de manera completa para que el almidón llegue a todas partes. Escurre el exceso de agua y cuelga para que se seque. Asegúrate del lugar donde cuelgas la prenda para que se seque ya que goteará un poco de agua y almidón.

Si deseas un efecto fuertemente almidonado, aumenta la concentración de almidón en agua (una solución de almidón pesado) y no escurras el agua después. Solo cuelga la prenda para que se seque completamente al sol. Obtendrás una prenda o una  tela rígida de esta manera.

Cuando desees endurecer la tela, la tela debe estar seca cuando apliques el almidón. La mezcla de almidón se absorbe en la malla de la tela. Escurre el exceso. Frota los granos de almidón restantes de la superficie de la tela con una tela limpia y húmeda.

¿No has escuchado la frase “Demasiado de algo no es bueno para nada”? El almidón en exceso puede debilitar tu prenda con frecuencia y, cuando tires con fuerza, la tela puede incluso deshilacharse y romperse en algunos lugares.

¿Cómo planchar una tela almidonada?

Espolvorea un poco de agua sobre la tela y luego enrolla bien. En la lavandería, lo que hacen es meter toda la tela rociada con agua en una bolsa grande y la dejan a un lado durante unos 10-20 minutos, para que el agua de alguna manera alise la tela lo suficiente como para planchar todas las arrugas. Yo no hago eso, lo que hago es rodar la tela sobre la superficie de planchado. Usa una configuración de calor medio y vapor ligero para planchar bien todas las arrugas. Es posible que tengas que hacer varias pasadas de plancha sobre telas rígidas.

Artículos Relacionados:

3 thoughts on “9 recetas caseras para almidonar y reforzar la ropa

  1. juan castro

    Genial, no se si usar un saco de arroz o una taza. Sería bueno publicar estas recetas con
    cierta seriedad y publicarla con la dosificación y rendimiento efectivo para llevarla a la
    práctica.

    1. Ana María

      En el caso del arroz, se suele usar 1 taza de arroz y medio litro de agua.

      El problema que tienen este tipo de recetas caseras son que depende mucho de que componentes uses. Yo soy de España. Y aqui hay disponibles muchos tipos de arroz diferentes. No es igual usar un arroz largo que uno de tipo bomba. Igualmente, la cantidad de agua también puede variar dependiendo de si es agua caliza o granítica. Pero la gracia del remedio casero es no tener que adquirir practicamente ningún componente y hacerlo con lo que tienes por casa. Por eso las cantidades son aproximadas.

      Espero haberte resuelto la duda.

  2. Sandra

    Me encanto, gracias ,hay que usar la coherencia y siempre la practica mejora el resultado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *