¿Cómo quitar fácilmente el bordado de la ropa sin dañar la tela?

Como una persona a la que le encanta el bordado, no me gustaría nunca tener que quitar o descoser un bordado de la ropa.

cómo quitar el bordado

Sin embargo, hay casos en los que tienes que hacerlo. Cuando el bordado se encuentra en un lugar inapropiado de una tela que vas coser, por ejemplo, en una línea de costura donde no deseamos que haya un grosor innecesario. O cuando tienes una prenda de ropa buena pero con un bordado francamente malo o feo. O, por ejemplo, viejas compañías que disponen de buenos uniformes que desean usar nuevamente, pero que están bordados con sus antiguos logotipos. ¿Por qué vas a hacer publicidad de las antiguas empresas? O, sencillamente porque tienes unas camisetas de buena calidad pero con bordados promocionales que te gustaría quitar. Cualquiera puede tener sus propios motivos para poder quitar un bordado de su ropa.

En realidad, este asunto no parece un tema lo suficientemente importante como para escribir un artículo al respecto: solamente con una navaja de bolsillo, un descosedor de costuras y unas pinzas, puedes quitar un bordado con un poco de paciencia. 

Pero como cualquier cosa en la vida, este es un trabajo que podrías hacer mejor con algunos consejos útiles que te ayudarán a empezar y a acabar la tarea de manera satisfactoria y sin grandes dudas existenciales. 

Cómo quitar un bordado correctamente

quitar el bordado de la ropa

Así es como quité el bordado de una gorra muy barata que compré en un viaje de senderismo. El borde verde neón rematando la tela gris me resultaba bonito, pero no me gustaba el logo verde que tenía bordado. Decidí usar mi descosedor o cortahilos para deshacerme del bordado.

cómo quitar el bordado

En realidad, la mejor herramienta para eliminar el bordado es un abrepuntadas profesional o borrador de puntadas. Es una práctica herramienta profesional para eliminar puntadas de bordado; especialmente si tienes que hacer esto muy a menudo. Si eres es un profesional que diriges un negocio de bordado, esta es una buena inversión. Los errores suceden. Eso es así. Y si tienes que eliminar un error y el tiempo en los negocios, es dinero, esta herramienta lo hace todo más fácil y de una manera muy rápida. Así que es la herramienta perfecta.

Para que sepas más cosas acerca del borrador de puntadas, te diré que es una herramienta especializada con cuchillas afiladas, y que se parece un poco a un cortapelos o a una maquinilla de afeitar pero que hace algunos trucos especiales. Funciona con energía (con batería recargable) y se utiliza para quitar puntadas de bordado a máquina sin dañar la tela. Es ideal para deshacer bordados de calidad profesional como logotipos de chaquetas, camisas y gorras. Se utiliza por la parte de abajo del bordado. La máquina agarra el hilo y lo recorta sin que la tela sufra cortes. Es genial!!

Pero si no eres un profesional del bordado y no dispones de esta herramienta, también puedes ayudarte de una serie de herramientas de corte más asequibles: descosedor de costuras, tijeras pequeñas, pinzas, etc.

Un descosedor de costuras es una estupenda herramienta para eliminar bordados que no sean demasiado densos. Solo necesitas que esté lo suficientemente nuevo y afilado. Un descosedor de costuras es inútil para cualquier trabajo si no está afilado. 

Lo primero que debes hacer es darle la vuelta a la gorra. Después, debes usar el descosedor de costuras cortando las puntadas por el medio con un movimiento de ida y vuelta, teniendo cuidado de no presionar más de la cuenta para que no cortes la tela. Es decir, de manera perpendicular a la forma en que se realizan las puntadas. Cuando haces estos pequeños movimientos bruscos en el medio de las puntadas, se cortan. Y así es como sacas los puntos bordados.

Si no tienes un borrador de puntadas o incluso un cortapelos, puedes eliminar las puntadas del bordado con una cuchilla pequeña y mucho cuidado y luego usar el descosedor de costuras para completar el trabajo. El problema viene cuando algunas veces las puntadas son demasiado finas para cortarlas con el descosedor de costuras o el cortapelos.

¿Qué hacemos entonces? La solución puede venir en forma de una maquinilla de afeitar desechable que tengas en casa. Mantén el bordado doblado sobre tu dedo y usa la maquinilla de afeitar para rasurar el hilo por la parte posterior del trabajo. Sólo debes tener cuidado de no presionar mucho para no cortar también la tela. Pasa la maquinilla suavemente de un lado a otro del bordado hasta que hayas cortado todo el hilo. Se verá así cuando todas las puntadas estén cortada. Con mucha pelusa e hilos sueltos.

Ahora, usa unas pinzas o el descosedor de costuras en la parte delantera de la prenda y en la parte posterior para deshacerte del hilo suelto. Usa unas pinzas con extremos puntiagudos para quitar el hilo que se encuentra atascado en la costura o en cualquier estabilizador o respaldo de la parte posterior o frontal.

Retira toda la pelusa del hilo que está pegada en la prenda. Puedes usar un cepillo de ropa para quitar los últimos trozos de hilo. Después de quitar todo el hilo, es posible que todavía te encuentres con alguna puntada atascada en algún punto. Insiste y vuelve a empezar: Las esquinas de los bordados son muy difíciles de eliminar. Deberás eliminarlas con el descosedor de costuras o con cualquier herramienta afilada de que dispongas. Piensa que algunos bordados tienen múltiples capas. Así, que cárgate de paciencia. Pero ánimo que al final se consigue. 

Esta gorra se ve mucho mejor ahora. Sólo queda planchar para disimular los agujeros de las puntadas que hemos eliminado y listo. !!!Buen trabajo!!!

Algunos consejos prácticos para quitar las puntadas de un bordado

En primer lugar, puedes usar cualquier herramienta afilada que tengas a mano pero con mucha  precaución. Si tiras del hilo con más fuerza de lo que hace falta, incluso sin darte cuenta, podrías dejar agujeros en la tela. De hecho, es posible que ya haya agujeros y cuando tires del hilo de bordar lo único que lograrás es agrandar los agujeros.

Cualquier herramienta que uses, úsala desde la parte posterior de la prenda, siempre que sea posible. De esta manera no se verán los daños en la parte delantera de la prenda.

Cuando el hilo está mojado, es más débil, por lo tanto, un buen truco es humedecer el hilo del bordado que quieras eliminar.

Usa las herramientas sin ejercer demasiada presión sobre la tela. Si estás utilizando una cuchilla y ejerces mucha presión, lo menos que te puede pasar es que tengas que coser un antiestético fruncido en la superficie para disimular tu error. Y no creo que quieras eso.

Termina el corte cuando llegues al estabilizador o respaldo que se hará visible cuando retires el bordado. Después de eso sólo estará la tela.

Es posible que desees mantener el área que tiene el bordado controlada mientras trabajas. Puedes usar un bastidor de bordado o una superficie redonda o incluso tu propio dedo para mantener el trabajo apretado y controlado. Necesitas que los hilos estén bien visibles mientras trabajas.

Si estás pensando en quitar los bordados de alguna prenda practica antes tus habilidades con una prenda que no te importe estropear. No utilices una buena camisa para practicar tus habilidades de corte sin práctica. No digas que no te lo advertí con antelación.

Si no tienes tiempo, guarda el trabajo para otro momento. Este es un trabajo que necesita mucha paciencia y tiempo. Sé paciente y disfruta haciendo otras cosas.    

Publicaciones relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *