¿Cómo hacer servilletas de tela? 7 acabados y las mejores telas para hacerlas

Una servilleta de tela sirve para múltiples cosas en mi casa. Cumple tareas recurrentes en la mesa, en la sandwichera para ir a la escuela, a veces para secar los platos sobre el fregadero de la cocina, y a veces en el lavabo se usa como una toalla, incluso a veces la he llevado al gimnasio.

Sí, esos cuadrados de tela son realmente versátiles. Y son muy fáciles de hacer. Simplemente gira hacia abajo los bordes de tela de piezas cuadradas y cose en su lugar. Es algo que un costurero principiante debería poder hacer con facilidad. Pero no te voy a describir la versión más fácil de hacer servilletas. Te diré formas más elaboradas para hacer y terminar tus propias servilletas caseras pero que parecerán compradas en la tienda.

EL uso de servilletas de tela ahorra dinero sobre las de papel y al mismo tiempo, añade un toque de elegancia y distinción a la mesa sin elevar el precio. No hay más que mirar en tu tienda habitual el precio de las servilletas decoradas o no decoradas.

Si te preguntas como hacer servilletas de tela, hay una serie de aspectos que tienes que saber antes de ponerte a ello. Entre los que figuran, tamaño de las servilletas, mejores telas para hacer las servilletas, cómo cortar la tela de las servilletas y cómo rematar los bordes de las servilletas. Así que vamos por pasos.

¿Cuál es el tamaño de una servilleta?

Por lo general, las servilletas se cortan en 4 tamaños: cuadrados de 10 pulgadas (25 cm), de 12 pulgadas (30 cm); de 18 pulgadas (45 cm) y de 22 (55 cm) pulgadas. En los restaurantes de alta gama, las servilletas de mesa son de 20-21 pulgadas (50 a 53 cm); incluso las servilletas de 24 (60 cm) pulgadas se usan para mesas grandes.

Eso no quiere decir que no puedas hacerlas con otros tamaños. Tú puedes y debes. Cuando haces cosas tú mismo, esa es la libertad creativa que tienes y debes disfrutarla. Yo por lo general, hago un cuadrado de 17 pulgadas (43 cm), que no es ni demasiado grande ni demasiado pequeño, para mis propósitos.

¿Cuál es el mejor material para las servilletas de tela?

Mejores telas para servilletas

Hay bastantes telas válidas para hacer servilletas. Y como todo, cada una tiene sus pros y sus contras. Analicémoslas detenidamente.

1. Lino vintage

Si has visto esas servilletas de lino vintage con un bordado fino hecho en ellas, querrás comprar solo lino para hacer tus servilletas. La ropa de casa se ve elegante si es de lino y cuando hay un bordado en ella, se vuelve exquisita. Se ve más suave con cada lavado y puede durar mucho, mucho tiempo.

2. Algodón

Pero el lino es bastante caro y se arruga mucho. Por este motivo, yo prefiero hacer servilletas de algodón para el uso diario. La tela de algodón estampada regular para la confección se puede usar para hacer servilletas de tela. Simplemente cóselas en la máquina y serán buenas para muchos usos. Solo asegúrate de comprar algodón de buena calidad, no el algodón delgado que se desgasta rápidamente y luego se rasga. Un paño de algodón a cuadros es una opción muy popular para hacer servilletas.

Pero si encuentras un algodón tan delgado en un hermoso estampado que realmente deseas convertir en una servilleta, puedes hacer una reversible para que tengas capas dobles en tu servilleta. Esto hará que la tela dure más.

3. Seda

La seda es hermosa y, aunque tiene un gran mantenimiento, puede elevar el estado de tu mesa a un nivel mucho más alto. También puedes usar tela de polialgodón para hacer tus servilletas. He visto que algunos hoteles usan servilletas en esta tela. Tiene las cualidades del poliéster, es ligero, tiene brillo, y sin arrugas,  y las cualidades del algodón, es absorbente hasta cierto punto.

4. Telas de decoración

A algunas personas les gusta usar tela de decoración para hacer sus servilletas. Si tienes un tema en particular en mente, esto es bueno. Pero deberás tener en cuenta que la mayoría de las telas de decoración para el hogar tienen un tejido suelto y no pueden resistir el lavado a máquina. Para fines festivos, o para combinar con la decoración, puedes usar estas telas novedosas.

Me encantan los colores pastel y el trabajo de bordado fino tono sobre tono en mis servilletas. Aunque reconozco que es difícil de mantener. Imagina una gota o varias de salsa o peor aún, una mancha de cúrcuma en la servilleta de lino blanco finamente trabajada con adornos entredeux hechos a mano. Es para gritar, desde luego. Así que, al menos a diario, lo mejor es volver a servilletas impresas sencillas, seguras, y resistentes a las manchas. Si quieres que las manchas sean más invisibles, puedes usar servilletas de color oscuro.

¿Cómo cortar tela para una servilleta?

Si es una tela de algodón, lo más fácil que pensarías hacer sería un corte cuadrado y luego rasgar la tela. Pero eso está mal. Lo más probable es que nunca te dé un cuadrado exacto. Esto se debe a que el grano está mayormente ‘apagado’ en los bordes de tela, aunque se supone que es recto. Puedes comenzar a marcar desde la orilla ya que siempre es recta y luego cortarla. Si tienes una de esas reglas grandes de plástico transparente, puede marcar fácilmente los cuadrados de las servilletas.

¿Cómo rematar los bordes de una servilleta?

1. Dobladillo

Este es el acabado más utilizado para los bordes de una servilleta de tela. Simplemente dobla menos de 1/4 de pulgada de los bordes de la tela dos veces hacia la parte del revés de la tela, y cose en su lugar. Tienes una servilleta simple y fácil.

2. Dobladillo enrollado para los bordes

Esta es la forma más fácil de terminar los bordes de la servilleta. Puede usar el pie o prensatelas de dobladillo enrollado disponible en la mayoría de las máquinas de coser y un zigzag o puntada recta para coser este acabado de borde.

3. Servilletas reversibles

Esta es otra manera fácil. Pones una tela a cada lado de la servilleta y usas 2 telas. Este método le da a tu servilleta más resistencia al desgaste y si tienes dos colores, es todavía mejor. Puedes poner una impresión especial en un lado y mantener el otro liso.

Para hacer esta servilleta de tela reversible, debes mantener los dos cuadrados de tela de las mismas dimensiones, y con los mismos tipos de tela, preferiblemente y previamente lavados, con los lados derechos juntos y cose todo con un margen de costura de 1/4 de pulgada. Deja 2 pulgadas sin coser, por supuesto, para girar la servilleta.

Plancha los márgenes de costura. Da la vuelta a la servilleta del lado derecho, y plancha nuevamente. Afila las esquinas con alguna herramienta afilada para que queden cuadradas. Usa una aguja de coser a mano para coser y cerrar la abertura de 2 pulgadas. Usa una puntada de escalera. Tienes la servilleta lista. Cose alrededor de 1/2 pulgada del borde. Puedes terminar los bordes con un acabado de picot si deseas un borde decorativo.

4. Esquina ingleteada

Este es el acabado de borde más fácil y de aspecto más profesional para tu servilleta. Puedes consultar el tutorial para hacer una esquina en inglete en esta publicación. Este acabado de borde te da una esquina sin volumen.

5. Borde cosido de monja y deshilachado

Este es un acabado de borde para tu servilleta que crea un borde deshilachado. Es más adecuado para ser utilizado en telas que tienen un tejido responsable, ya que es una puntada contada. Este no es un borde muy resistente para una servilleta para lavar a máquina que se usa con frecuencia. Pero si deseas un borde novedoso para tu servilleta, puedes usar este borde. Esto le dará un aspecto deshilachado, que es tan popular, en los bordes.

Se hace una puntada tirada a lo largo del borde con una aguja de tapicería e hilo de bordar. La puntada de monja (individualmente) se ve como el alfabeto C hecho hacia atrás (puntada combinada en reversa). La puntada de monja está hecha para que cuando deshilaches los bordes de la servilleta no avances más allá de la puntada de monja que has hecho.

Cómo obtener el aspecto deshilachado con una puntada de monja. Marca el borde de la servilleta. Marca unos 15 hilos dentro de este, paralelos al borde. Aquí es donde harás la puntada de monja. Tira del decimoquinto hilo a lo largo de esta marca paralela desde el borde. Tienes un espacio a lo largo del borde donde harás la puntada de monja. Después de terminar la puntada de monja, extrae los hilos largos paralelos al borde cosido. La puntada se realiza en dos hilos.

6. Puntadas decorativa a mano

Esta sencilla puntada de dobladillo manual crea una puntada decorativa con un efecto de hilo estirado. Esta es la puntada de dobladillo favorita para servilletas por esta misma razón. Dobla los bordes de la servilleta y cose los bordes con una aguja lo suficientemente gruesa en una puntada especial que crea hermosos encajes como pequeños agujeros a lo largo de la línea de costura.

7. Puntada decorativa a máquina

Esta es una puntada decorativa hecha máquina de coser con una aguja ancha, que puede parecerse a un punto de pin.

Necesitas una aguja de ala para hacer esta hermosa puntada o, como alternativa, puedes usar una aguja universal ancha, de tamaño 16/100. Una aguja de ala es una aguja muy ancha. La aguja creará los agujeros a lo largo de la línea de costura y se verá lo suficientemente parecido a lo que se vería con una puntada cosida a mano.

Muchas de las puntadas decorativas en tu máquina de coser se pueden usar para terminar tus servilletas de esta manera. Tendrás que experimentar con las puntadas elásticas en tu máquina para saber cuál funciona para ti. La mejor tela para coser con aguja de ala es la batista de algodón. Si encuentras que tu placa de la aguja se está comiendo la tela, puedes tratar de poner un poco de papel de seda o una entretela debajo de la tela y arrancarla después de la costura.

Una vez que hemos visto todo lo necesario para saber como hacer servilletas de tela, es el momento de ponernos al lio. YO utilizo un sistema fácil.

Mis pasos para hacer servilletas de tela

Paso 1

Mide con precisión las dimensiones cuadradas en la tela elegida para hacer las servilletas de tela. Recuerda que deberás agregar un margen de costura adicional al tamaño final que desees. Para un acabado de dobladillo enrollado solo necesitas 1/4 de pulgada extra. Para una esquina ingleteada, necesitarás 1 pulgada extra en todos los bordes. Para un borde inferior girado simple, necesita al menos 1/2 pulgada extra en cada borde. Para hacer una servilleta reversible, agrega 1/4 o media pulgada a lo largo de los bordes.

Si vas a poner bordados a lo largo de la esquina, deja un poco de tela adicional a lo largo de los bordes para que puedas colocar cómodamente la tela en un bastidor.  El bordado generalmente se coloca a 2 pulgadas de la esquina. Después de que el bordado esté hecho, corta el extra de tela.

Paso 2

Trabaja un diseño de bordado fino o un monograma bordado o unas letras bordadas.

Paso 3

Remata los bordes. Elije cualquiera de los acabados mencionados anteriormente. Puedes combinarlos también. Por ejemplo, una servilleta reversible con esquina ingleteada junto con un acabado de puntada cosida a máquina a lo largo del borde. O si odias lo complicado, conformate con sólo unos de ellos.

Las servilletas de tela son hermosos regalos. Hazlos en diferentes colores interesantes y luego emparéjalos con una sola decoración, aplique o monograma o elijas.  O usa el blanco simple con delicados bordados. Puedes agotar todos los retales de tela que tienes guardados haciendo bonitas servilletas de tela para regalar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *